Chep facilitará la la colaboración entre fabricantes y distribuidores para reducir los costes de la cadena de suministro

Martes, 24 Marzo, 2015

La compañía pool ha desarrollado, junto con la consultora Miebach Consulting y un grupo de clientes, un modelo de trabajo colaborativo para cuantificar, ahorrar costes e incrementar eficiencias logísticas a lo largo de la cadena de suministro. CHEP ha contado con el apoyo de Miebach Consulting para determinar los flujos físicos, los parámetros de costes relevantes y realizar el análisis de sensibilidad necesario para construir y validar el modelo.

Desde hace 5 años, CHEP gestiona un grupo de trabajo formado por cerca de 30 de los principales fabricantes, distribuidores y operadores logísticos de Europa. Dentro de este grupo, hay un proyecto de trabajo dedicado exclusivamente a la búsqueda de modelos de costes y propuestas de trabajo colaborativo, que beneficien a la cadena de suministro.
CHEP, Miebach Consulting e Incept ¬─empresa especializada en medición de costes de la cadena de suministro─ han utilizado una herramienta de modelado patentada llamada NVM (Network Value Model) para cuantificar y analizar los flujos de paletas entre distintos fabricantes y distribuidores y diseñar un modelo que permita, por medio de iniciativas de colaboración de transporte, reducir los costes e incrementar la eficiencia de la cadena de suministro.
Teniendo en cuenta una cadena de suministro formada por una combinación de fabricantes y distribuidores, el equipo determinó los flujos físicos de los diferentes diseños a evaluar, definió los parámetros de los costes relevantes y los índices de productividad y propuso una serie de escenarios sensibles de análisis. La estructura del modelo se construyó para permitir la consideración de cinco estrategias “Route-to-Market” , tres escenarios y dos modelos de distribuidor.

Se calcularon las oportunidades de reducción de costes como resultado de las soluciones colaborativas de “Route-to-Market” diseñadas, identificando oportunidades de ahorro de costes para la logística “end-to-end” de entre el 30 y el 40% (cuanto más pequeño es el pedido, más grande es el ahorro obtenido a través de la colaboración).
El modelo probó que las soluciones de la cadena de suministro colaborativas tienen un gran potencial de ahorro tanto para fabricantes como para distribuidores, y como consecuencia para toda la cadena de suministro.

En una siguiente fase CHEP tiene el objetivo de promover la aplicación/ implementación de estos hallazgos en un grupo piloto para la región de Europa, y perfeccionar el modelo para la participación de otros canales de venta y aplicaciones específicas.